Historia de Loa Hotel Boutique

Casa LOA nace hace 10 años, siendo nativos de la Isla, y viendo las necesidades y oportunidades turísticas que empezaban a ser parte integral del crecimiento de Holbox; despierta la inquietud por formar parte de la oferta turística, con un pequeño hotel que pudiera ofrecer servicio de hospedaje al turismo Nacional y extranjero, en esa época solo existían aproximadamente diez hoteles de mediana capacidad y lo que más se acostumbraba era que los holboxeños rentaran sus casas o cuartos para poder sostener su economía, misma que tenía como fuente primordial: la pesca.

Por más de 10 años LOA HOTEL BOUTIQUE se distingue de sus competidores por ofrecer habitaciones y servicios de alta calidad para aquellos que valoran una atmosfera cálida, hogareña y sofisticada, buscando exceder las expectativas del cliente en relación con los servicios y productos.

Misión

Ofrecer servicios de alojamiento de alta calidad a personas que valoran un ambiente cálido, hogareño y al mismo tiempo sofisticado, buscando superar las expectativas del huésped en lo referente a los servicios y productos proporcionados.

Visión

Ser uno de los hoteles más auténticos de la isla, reconocido por la excelencia en el servicio personalizado y la experiencia memorable que se lleva cada turista al visitar el lugar, tomando como base de nuestro trabajo la calidez, amabilidad, honestidad y respeto

Valores y principios

Calidez: Buscamos, primordialmente, ofrecer esa confianza que el cliente siente en el hogar, fomentando en los empleados la sinceridad y cordialidad, transmitiendo generosidad de espíritu y atención hacia el huésped y sus necesidades.

Excelencia: La función primordial del hotel es servir al cliente, brindar un servicio personalizado, cordial y eficiente.

Entusiasmo: Caracterizar nuestro servicio chispeante que invite al huésped a sentirse relajado y cómodo durante su estadía. 

Ganar-ganar’: Establecer una relación en la que se beneficien siempre ambas partes, manteniendo siempre el enfoque de que la satisfacción del cliente y su bienestar constituye el del Hotel.

Eficiencia: Cada actividad asignada se debe realizar con la mayor efectividad, es decir, conforme el estándar establecido y nuestro mayor esfuerzo, tener precisión al hacerlo.